El sacerdote José Huerva, arcipreste del Bajo Cinca y párroco moderador de la Unidad Pastoral de Fraga, ha presentado su tercer libro, Diálogos entre corazones inquietos. El título hace alusión a los protagonistas de esta novela, «corazones inquietos que buscan con toda intensidad la inteligencia de la fe, por eso acaban todos ellos encontrando la vocación que les hace felices en el mosaico de la Providencia de Dios«. Así lo explica del autor, muy arropado en Fraga para la presentación de este libro, prologado por el vicario de Pastoral de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Paco Cabrero.

Huerva, natural de Alcolea, ha ambientado su trabajo en el Bajo Cinca, su tierra. Con su obra intenta «colmar el hambre de Dios que hay en cada ser humano que viene a este mundo, evangelizar, sembrar para el futuro. A mi modo de ver un evangelizador no es más que un pobre que les dice a otros pobres donde dan de comer. Estoy totalmente convencido, que tarde o temprano en nuestra sociedad occidental, que posee todo menos felicidad, aflorará el hambre de Dios y me pregunto ¿Estamos los cristianos preparados, para indicar dónde dan de comer?«, explica.

Los diálogos de los protagonistas entretejen conversaciones sobre el tiempo, distinguiendo entre el tiempo cronológico (el tiempo que pasa y nos envejece) y el tiempo pleno (el tiempo que nos hace vivir). «El tiempo pleno, que es la irrupción de la eternidad en este mundo, se vive por medio de la gratuidad en nuestras relaciones personales y por medio de la creatividad en nuestras tareas, nuestro trabajo, y termina con los diálogos sobre el cielo, estableciendo una analogía entre el tiempo que se vive y la expectación del cielo, de la plenitud del Reino», subraya el autor.

La acción, las obras convertidas en testimonio, constituyen una herramienta de evangelización porque «no podemos hablar de Dios de oídas, damos lo que llevamos dentro. Si somos conscientes de esta realidad, la palabra que sale de nuestros labios no sólo instruye, sino que comunica al mismo Dios que nos habita y nos salva. ¡Comunico lo que vivo, no lo que digo!«.

A beneficio de Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón

Los beneficios de los 200 primeros ejemplares se destinarán a Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón, en cuyas dependencias diocesanas de Monzón y las parroquiales Fraga, Binéfar y Barbastro están ya los libros a la venta. Diálogos entre corazones inquietos se suma a la producción literaria de este sacerdote que en 1985 publicó Rezar con la vida en las manos y en 2022, La Alegría de existir. Memorias de un sacerdote, en el que plasmó sus experiencias a lo largo de 38 años de ministerio sacerdotal.

Ese largo y fructífero ministerio se evidenció en las numerosas personas que quisieron acompañar a José Huerva en la presentación, desde representantes del Ayuntamiento de Fraga, Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón y Cáritas Fraga, a sacerdotes, familiares y amigos.