El Domingo de Ramos ha sacado a la calles de Huesca a miles de oscense que han seguido la Procesión de la Entrada de Jesús en Jerusalén, que este año ha partido de la Plaza de San Pedro para finalizar en la Plaza de la Catedral. Antes se ha realizado la bendición de los ramos, y la procesión ha recorrido la Travesía Cortés, Plaza López Allué, calles Cuatro Reyes, Ramiro el Monje, Coso Bajo, Coso Alto, calle Moya, Sancho Abarca, Azara, Plaza Arista, calle Las Cortes y Plaza de la Catedral. A continuación se ha celebrado la eucaristía en la Catedral de Huesca.

GALERÍA DE IMÁGENES