Firmas

Sostenme

“Te quiero, mi vida”, “lo eres todo para mí”, “me estoy acordando de ti”… qué fácil puede resultar a veces expresar nuestros sentimientos a través de mensajes ...

El primado del Estado

Cuando el Estado pretende avocar para sí y en exclusiva la educación de las nuevas generaciones, no pretende sino sustraer a las familias, a los padres, el der...

Elogio de la obediencia

La reciente ordenación de tres nuevos presbíteros en nuestra diócesis, la eucaristía de despedida de D. Vicente y la próxima toma de posesión de D. Carlos me h...

Extraña época

Nadie negará que vivimos una época convulsa. Yo diría que más bien triste: el coronavirus que se extiende con una rapidez pasmosa; los infectados y fallecidos ...

Abrazos

Esta mañana me ha llamado la atención ver tan pocas personas por la calle. Son tiempos recios, diría Teresa (la de Ávila), pero esa sensación de soledad, de de...

Dar en el clavo

No me resigno a guardar silencio sobre la reciente encíclica del papa Francisco, pero sería un inconsciente, si pretendiera comentar un texto largo, profundo, ...

Personas para la vida

Hace unos días encontré entre las librerías de mi padre un pequeño libro sin tapa llamado El Espírito Deportivo. Escrito a máquina y editado por la Sección de ...

Sacramentos y celebración

Estamos viviendo momentos muy duros desde el punto de vista sanitario, económico y social. Nada ni nadie queda al margen de esta pavorosa situación que cada dí...