Pierre Duhem | Filosofia e História da Ciência - UFABC

Herder, Barcelona, 2003. Traductora: María Pons Irazazábal

Sinopsis de la Editorial:

«Duhem plantea en su obra capital la verdadera postura sobre qué es una teoría científica desde un punto de vista filosófico. La teoría física, su objeto y su estructura, nunca editada hasta ahora en lengua castellana, es fundamental para comprender en su totalidad la evolución de las ideas en el siglo XX. Publicada primero en forma de artículos en 1904 y 1905 (Revue de Philosophie), aparece luego como libro en una primera edición en 1906; en 1914 aparece la segunda, con dos artículos añadidos: “La física de un creyente” y “El valor de la teoría física”».

Pierre Duhem, fue un científico de primera categoría a la vez que un católico ejemplar. Autor de La teoría física, una obra capital en la filosofía de la ciencia. Duhem era consciente de que la fe no se demuestra como un teorema ni se verifica como un experimento. Fue marginado en la Francia de la laicista Tercera República. Es famosa la frase de Marcellin Berthelot: «Este joven no podrá enseñar nunca en París». Y así fue.

El 15 septiembre de 2016 se cumplió el centenario de la muerte de Pierre Duhem (1861-1916), célebre físico francés de arraigada fe católica.

Con motivo de este aniversario, Andrea Bartelloni recordó sus aportaciones a la historia de la ciencia, y en particular la revalorización de la ciencia medieval, en La Nuova Bussola Quotidiana (https://lanuovabq.it/it/lo-scienziato-che-oso-definirsi-figlio-del-medioevo; https://lanuovabq.it/it/ricerca?srcStr=andrea+bartelloni&srcAutore=andrea+bartelloni&srcInAutore=1&pagina=2).

.

Según Mariano Artigas:

Duhem es «un personaje muy conocido, aunque no siempre bien interpretado, en el ámbito de la filosofía de la ciencia, y totalmente desconocido para la opinión pública. Sin embargo, vale la pena saber qué hizo.

»Pierre Duhem fue un físico francés de gran talla intelectual. Nació en 1861 y murió en 1916. La lista de sus artículos y libros ocupa 17 páginas de un libro de buen tamaño. Escribió mucho sobre temas científicos muy especializados, y también se ocupó de filosofía e historia de la ciencia. Algunas de sus obras son libros en varios volúmenes, y una de ellas tiene 10 volúmenes de 500 páginas cada uno. Sin duda, fue uno de los físicos más importantes de su época. Fue un católico convencido y llevó una vida realmente ejemplar en todos los aspectos.

»Que yo sepa, ninguna obra de Duhem, al menos de las más importantes, está traducida al castellano. Hay, en cambio, algunas traducidas a otros idiomas; incluso una de ellas, La teoría física, fue traducida al alemán dos años después de su aparición, con un prefacio muy favorable de Ernst Mach, otro importante físico-filósofo, cuyas ideas tenían poco de católico».

Según Artigas, «Duhem es el pionero de los estudios históricos acerca de la ciencia medieval, tema que tiene una importancia cada vez mayor en la actualidad.

»Duhem era un trabajador infatigable que, a pesar de su gran talla, no llegó a ser profesor en París, quizá debido a obstáculos ideológicos. Esto le permitió trabajar mucho por su cuenta. Estaba interesado en la historia de la ciencia y se puso a investigar en el pasado. Ante su sorpresa, fue encontrando en los archivos franceses muchos manuscritos antiguos nunca publicados, que arrojaban nuevas luces acerca del nacimiento de la ciencia moderna.

»Según el cliché generalmente admitido, la ciencia moderna parecía haber nacido en el siglo XVII prácticamente de la nada. La Edad Media habría sido una época oscurantista, dominada por la teología y enemiga de la ciencia. El nacimiento de la ciencia moderna se habría producido solo cuando el libre pensamiento se emancipó de la Iglesia y de la teología. Pues bien, Duhem encontró una documentación abundantísima que deshacía ese cliché, y la fue publicando, comentada, en los 10 grandes tomos de su obra El sistema del mundo.

»Duhem trabajó directamente con muchos manuscritos medievales inéditos. Su trabajo le llevó al convencimiento de que la Edad Media, especialmente en la Universidad de París, pero también en la de Oxford y en otros centros intelectuales, fue una época en la que paulatinamente se fueron desarrollando los conceptos que permitieron el nacimiento sistemático de la ciencia experimental moderna en el siglo XVII.

»Los trabajos de Duhem abrieron un enorme campo de investigación que ha sido continuado por importantes historiadores de todo tipo de países e ideologías».

https://plato.stanford.edu/archives/fall2014/entries/duhem/